Facturar sin ser autónomo

¿Se puede facturar sin ser autónomo?

 

¡Cuantos autónomos nos han hecho esta pregunta!

 

Aquí, te explicamos como facturar sin ser autónomo y hacemos una comparativa entre al autónomo y el socio profesional de Smartcooper para que puedas valorar si es interesante para ti. Te explicamos también que es una cooperativa y cuales son los valores cooperativistas.

Antes nos gustaría aclarar que esa pregunta que tantas veces nos hacen no es del todo correcta, aunque todos la entendemos. La pregunta debería ser ¿Puedo facturar sin cotizar en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos?

Siempre debemos cotizar a la Seguridad Social, desde el momento del inicio de una prestación de servicio profesional o relación laboral, sea por cuenta propia (profesional independiente) o por cuenta ajena (profesional dependiente o trabajador asalariado). Es decir se puede facturar sin ser autónomo, pero habrá que cotizar de alguna manera alternativa a la seguridad social. La alternativa es el régimen general, por el que cotizan todos los trabajadores por cuenta ajena o dependientes.

Estar asociado a nuestra Cooperativa profesional o freelance, Smartcooper, te permite facturar sin cotizar autónomo, ya que cotizas en el Régimen General de la Seguridad Social y facturas mediante tu propia cooperativa profesional. Nuestra actividad la desarrollamos mayoritariamente en Cataluña, principalmente en la provincia de Barcelona, aunque no exclusivamente.

Dada la creciente demanda de profesionales asociados a cooperativas y para que puedas valorar y elegir libremente, hemos preparado la presentación que puedes ver en esta web. En ella descubrirás las diferencias entre un profesional independiente socio de Smartcooper y un profesional que cotiza el Régimen especial de Trabajadores autónomos con sus obligaciones y beneficios en su relación con Hacienda, Seguridad Social y otros aspectos.

También disponemos de un apartado de preguntas frecuentes que puedes consultar y te servirá de guía rápida si eres un profesional freelance en Barcelona o resto del territorio nacional y te has preguntado si puedes facturar sin ser autónomo.

El equipo de Smartcooper estamos a tu disposición, en la pestaña contacto, si necesitas mas información o quieres asesoramiento personalizado relativo a tu actividad profesional, situación personal o profesional.

 

Es interesante que sepas algunas cosas relativas a las cooperativas, sus principios rectores y la legislación aplicable, que al estar constituidos en Barcelona, se ajustará a la legislación catalana.

 

Una cooperativa es la agrupación voluntaria de personas al servicio de sus socios, mediante la explotación de una empresa colectiva sobre la base de la ayuda mutua, la creación de un patrimonio común y la atribución de los resultados de la actividad cooperativizada a los socios en función de su participación en dicha actividad. 

Actividades que puede realizar: Salvo prohibición o limitación expresa en alguna norma sectorial, una cooperativa podrá realizar cualquier actividad económico-social lícita.

Las cooperativas nacen a mediados del siglo XIX y se inspiran en valores como la autoayuda, la autoresponsabilidad, la democracia, la igualdad, la equidad y la solidaridad, y siguiendo la tradición de sus fundadores, los socios cooperativos de smartcooper hacen suyos los valores éticos de la honestidad, la transparencia, la responsabilidad, y la vocación social.

 

Entendemos por principios cooperativos aquellos que identifican a la empresa cooperativa diferenciándola del resto de formas económicas y dotándola de un marco ideológico propio. Estos principios, son los siguientes:

 

1. Adhesión voluntaria y abierta: nadie puede ser obligado a ser socio, como tampoco puede impedirse al socio que deje de serlo.

2. Gestión democrática por parte de los socios, plasmado en el principio “una persona, un voto”, ya que en las cooperativas no rige la primacía del capital, sino la actividad de los propios socios.

3. Participación económica de los socios, en cuanto que los mismos están obligados a efectuar equitativas aportaciones para sostener la cooperativa, al igual que vienen obligados a realizar su actividad cooperativizada con la entidad, creando un patrimonio común e irrepartible, pero también recibiendo a cambio unos “retornos” en función de dicha actividad.

4. Autonomía e independencia, en cuanto que organizaciones de autoayuda gestionadas por sus socios, no pueden formalizar acuerdos que comprometan esta independencia y control democrático por parte de sus socios.

5. Educación, formación e información: las cooperativas invierten parte de sus resultados en formación de sus socios, de sus trabajadores y de la propia sociedad en la que se incardinan.

6. Cooperación entre cooperativas, en cuanto a fórmulas de cooperación entre organizaciones cooperativas mediante estructuras locales, nacionales o internacionales, como una mejor forma de servir a sus socios.

7. Interés por la comunidad, dado que las cooperativas trabajan para el desarrollo sostenible de sus comunidades mediante políticas aprobadas por sus propios socios.

 

Esta es la legislación aplicable para nuestra cooperativa domiciliada en Catalunya, Barcelona.

 

Ley 18/2002, de 5 de julio, de cooperativas

Ley 13/2003, de 13 de junio, de modificación de la Ley 18/2002, de 5 de julio, de cooperativas

Ley 10/2011, de 29 de diciembre, de simplificación y mejora de la regulación normativa

Decreto Ley 1/2011 de 15 de febrero, de modificación de la Ley 18/2002, del 5 de julio, de cooperativas de Cataluña

Decreto 203/2003, de 1 de agosto, sobre la estructura y el funcionamiento del Registro general de cooperativas de Cataluña

Ley 20/1990, de 19 de diciembre, sobre régimen fiscal de las cooperativas